7 días en New York


New York estuvo en mi lista por mucho tiempo, no en el top pero si ahí como un "must visit" ya que es esa metrópoli que vemos en tantas películas y series que es necesario al menos una visita en la vida. Así que cuando salió la opción de visitarla, no dudamos y nos embarcamos en la aventura.
Tengo que decir que sus vibras, su diversidad y su dinamismo son de las cosas que más me gustaron, de una esquina a otra todo puede cambiar y por tanto creo que es muy muy importante caminarla. Decidimos dividirla por sectores y caminarla sin parar. Al menos 30.000 pasos diarios que valieron la pena!
Hoy les comparto el itinerario que seguimos en estos 7 días y nos permitieron disfrutar muchísimo de la ciudad, de cada actividad que estaba en nuestra lista y no perder nada.

Día 1, llegada acomodación en el hotel y salir a explorar. Nuestro Hotel (Pod Times Square) tenía una excelente ubicación, por lo que el primer día fue extremadamente fácil salir a caminar, fuimos a Time Square, pasamos por Shake Shack y a nuestro Show de Broadway, que como buena #PotterHead debía ser "Harry Potter and the cursed Child".



Día 2, tomamos el metro hacia 9/11 Memorial, visitamos el museo, las fuentes del punto cero y el Oculus. Luego caminamos sobre la calle Broadway con dirección al sur hasta llegar a Battery Park donde tomamos el ferry hacia Liberty Island, para visitar la Estatua de la Libertad y más tarde Ellis Island para ver el museo. Para finalizar la tarde paseamos por Wall Street hasta volver al Oculus, desde allí parten los trenes hacia Hoboken - New Jersey y esta fue la excusa perfecta para visitar el original Carlo's Bakery (el mejor pastel EVER!)

Día 3, camino al Empire State decidimos desayuna estilo New Yorkino con un bagel y café (Best Bagel and Coffee es súper recomendado y lleno de locales). Subimos al Empire State para tener las mejores vistas de la ciudad (lo amé!!) y luego caminamos por la 5ta. Avenida hasta Bryan Park donde visitamos la Biblioteca Pública (no se pierdan el tercer piso, es el mejor!). Continuamos la experiencia por la 5ta. Avenida, pasando por la Catedral de San Patricio, Rockefeller Center, Radio Music Hall y terminamos el día en el MOMA. Y bueno, a la vuelta del museo hay un Five Guys así que la experiencia fue completa.


Día 4, otro "must" de las pelis: Pershing Square Café. No podía imaginar ir a Gran Central Terminal (mi lugar favorito de NYC) sin desayunar ahí. En este punto tomamos el metro hasta Central Park y visitamos sus lugares más representativos. Pasamos en el Museo Americano de Historia Natural, que debo decir no fue mi favorito, con excepción del ala dedicada a los dinosaurios. Nos volvimos a Central Park para disfrutar un poquito más del paisaje de otoño y decidimos volver caminando hacia el hotel. (Ya había dicho 30.000 pasos verdad?).






Día 5, nos dirigimos a Hudson Yards y nuestra primera parada fue Vessel. Es una gran experiencia y entrar es gratis pero necesitas un ticket / reserva on line donde especifica la hora de tu entrada. Muy cerca de aquí inicia el High Line un parque lineal hermoso sobre las antiguas vías del tren, en el que caminamos hasta Chelsea Market, el must gastronómico de este día. Continuamos nuestro paseo por Greenwich Village, un vecindario precioso! donde mi misión fue pasar por la puerta del apartamento de Carrie Bradshaw y el edificio insignia de la serie Friends. Disfrutamos de un descanso en Washington Square Park y aunque nuestro plan era ver el icónico edificio Flatiron, nos toco verlo un poco oculto porque estaba en reparaciones (una razón para volver).


Día 6, fuimos directo a Brooklyn y paseamos un poco por Dumbo desde donde observamos otro perfil de Manhattan, los dos puentes y subimos al precioso Carrusel de Jane. Fuimos muy temprano a Juliana's pizza (considerada la mejor pizza de Estados Unidos) por lo que conseguimos mesa sin mucha espera. Cruzamos el puente de Brooklyn y terminamos el día paseando por Chinatown y Little Italy, donde pase por Taiyaki, la heladería que instagram me hizo soñar por años.

Día 7,  cruzamos a Roosevelt Island a través del tranvía aéreo. Nuestra intensión era pasear por la isla pero hacía demasiado frío,  descubrimos un servicio de bus gratuito que da la vuelta a toda la isla y así la conocimos como en 30 minutos. Desde allí tomamos el ferry hacia Long Island para ver el letrero de Pepsi. Terminamos nuestro último día en la ciudad en la azotea del 230 fifth con un atardecer hermoso donde el Empire State fue el protagonista. No se me ocurre una mejor forma de terminar el viaje.

Como último tip, les quiero decir que para que la experiencia en este viaje sea lo más fácil y placentera es súper importante que compren sus boletos a museos y atracciones con anterioridad en linea. De esta manera puedes armar un mejor itinerario y presupuesto. Quien sabe si vuelva a New York, pero fueron unos días increíbles.

Pau.

No hay comentarios